Entre desfavorecidos e inmaduros. Por qué todo va como va.

time-out-of-mind-richard-gere

Emplea Pascal Bruckner una metáfora de Richard Matheson, en la tentación de la inocencia, donde cuenta que un joven mientras toma el sol apaciblemente, es sorprendido por una cortina de lluvia que vivifica su piel. A partir de ahí comienza de forma continua a perder consistencia, a menguar de forma inexplicable. Su joven esposa a la que supera en estatura es ahora mucho más alta que él. Así va transcurriendo en días sucesivos su hacerse nadie, por lo que después de ser atacado por su gato, del que escapa milagrosamente, acabó escondido en la buhardilla, vigilando no ser atacado por una inmensa araña.

Todo esto que parece fantasía, es lo que nos está sucediendo al quedar el mundo cada vez más pequeño, con los vuelos transoceánicos surcando continuamente el cielo y comunicándose con Australia o Filipinas y con carácter inmediato a través del móvil y ordenador hace las distancia de las regiones y continentes sean cada vez más insignificantes.

Lo más sorprendente de todo es que eso no nos hace más libres, sino que de forma súbita, y acuciados por el control desmedido que ejerce el Estado sobre nosotros, el individuo se ha visto en la necesidad de escapar del agobio de una culpa de la que en realidad no es responsable, sino el sistema que nos tiene a todos acongojados con exigencias económicas que van más allá de lo razonable. De manera que las parejas no quieren tener hijos, y los jóvenes no quieren tener padres. La mayoría quiere libertad sin cargas ni contrariedades, y la precariedad de los trabajos y sueldos hace que los políticos presionen más sobre los gobernados que para escapar han decidido proclamar su inocencia, por medio de cualquiera de la fórmula del infantilismo o considerarse víctimas injustamente tratadas. De ahí surge la inmadura perpetuo que no renuncia a nada. Y la víctima que reclama compensación y consuelo, aunque tenga de todo.

Por si fuera poco, la izquierda histórica enarbola la bandera de estos pseudo desfavorecidos, para pasar de antiguos explotados en nuevos explotadores, como se ve en el chalet de Pablo Iglesias y el control de la TV pública, importándole un comino los verdaderos desheredados, que a lo único que aspiran es a ser hombres o mujeres como los demás.

 

Naturaleza del misterio.

IMG_20170526_210940.jpg

Los griegos denominaban «kore» a la fuerza vital como impulso de crecer que se produce en todas las primaveras, no solo referido a las plantas sino también al nacimientos de los animales, la mejor estación para sacar a la cría adelante; pero al mismo tiempo fueron los misterios eleusinos los que consagraron el secuestro de Kore, hija de Deméter, diosa de las cosechas, para indicar con ello la llegada del otoño, cuando la joven fue encerrada en el infierno y su madre entristecida por su pérdida castigó al mundo dejando que las hojas cayeran. Así que la pérdida de la s hojas al desaparecer Kore de la faz de la tierra, como su regreso en la primavera, constituye un misterio, y como tal un secreto que se ha de guardar para que siga siendo íntimo.

Cuando fui niño y me hablaron los padres escolapios del misterio de la Santísima Trinidad, yo no entendí nada, pero me rondaba la cabeza. Así que recurrí a mi madre, y le pedí una explicación. Fue cuando ella me dijo: «mira, si yo te lo pudiera explicar no sería un misterio». Y comprendí que el misterio se sustenta en sí mismo.

Lo mismo pasa con el mito eleusino de Kore, donde los iniciados guardaban silencio para tener conciencia del misterio –del no conocimiento– y esa confraternización de ir juntos para comprender lo indecible y darse a sí mismos una explicación, es lo que restituye anualmente la alegría y la esperanza.

(Comentario libre a “La muchacha indecible de Giorgio Agamben. Foto propia).

 La familia Lercaro Justiniani a través de sus pleitos y documentos.

Acaba de publicarse este nuevo libro desvelando datos sobre esta enigmática familia de origen genovés, fruto de la unión de los hombres de leyes Justiniani con los Lercaros, dedicados el negocio al por mayor de productos de alta gama, que va desde el damasco genovés, botonaduras, guantes y pelucas. Siendo pioneros en el comercio norteamericano. Asimismo se habla de la fundación de Tejina por medio de Juan Perdomo, de origen normando.

José-Luis Machado
ISBN-10: 1720525323
BISAC: History / Social History

Familias de origen genovés, se establecieron en Canarias a mediados del siglo XVI. Son primero los Justiniani para acabar fusionados con los Lercaro, en el entramado de relaciones comerciales mayoristas de importación de tejidos de damasco, ropas, botonaduras, pelucas y accesorios, incluso mármoles y losetas para pavimentos, desde Génova; para también exportar azúcar, vinos, malvasías y aguardientes al continente, Inglaterra, Estados Unidos y América Hispana. Sostuvieron dilatados pleitos entre sí y por constituir una hacienda importante en Tejina, al amparo de sus relaciones familiares con los descendientes de Juan Perdomo el Mayor, fundador de dicha localidad. Entrelazaron con los Ponte, también genoveses, y mantuvieron una estrecha relación con la República de Génova en la búsqueda del reconocimiento social. La documentación que sale a la luz ha permanecido inédita hasta el momento.

PABLO IGLESIAS Y EL MURO.

2012-08-16-06-44-01

Para Carlos Marx la apropiación del trabajo ajeno por medio del salario es lo que llamamos explotación, pero en la dinámica actual de la Unión Europea esta dinámica capitalista que en aquel tiempo ostentaba su liderazgo la gran industria, hoy es asumida por las entidades financieras, de las que Alemania se ha constituido en gran patrón al controlar al Banco Central Europeo. Tal es así que un marco alemán pasó por esta fórmula de equivalencia a valer un euro.

De esta manera, el sistema financiero aglutina como gran centro de toma de decisiones a todas las demás, incluso las políticas, como no dejamos de ver en las Bolsas y en los Parlamentos.

Todo este movimiento se ha visto alterado con la aparición de nuevos sistemas de producción, que sin duda quiere controlar la gran banca, para apropiarse de sus beneficios, es decir, del trabajo ajeno, y viene configurado por la informática y la robótica, su brazo mecánico, sustentado en los llamados bienes inmateriales intangibles como nuevas formas de propiedad. Pero además están las deudas generadas por el consumo, que se han convertido en un virus que atrapan no solo a las familias sino a la inteligencia, porque constituyen un eficaz mecanismo de apropiación de voluntades por las personas quedan esclavas de sus acreedores.

Todos vemos cómo nos ofrecen continuamente dinero, sin darnos cuenta que, solo seremos libres en la medida que no debamos a nadie.

En esa trampa han caído Pablo Iglesias e Irene Montero, porque con la firma de esta hipoteca para comprar un chalet esta despiadada Banca los tienen atrapados en su tela de araña, préstamo que el acreedor puede ejecutar, vender, permutar y modificar a su antojo, porque la Ley se lo permite a través de mecanismos de normas privilegiadas, contra las que en consumidor no tiene otra alternativa que pleitear largo y costosamente. Lo que constituye un nuevo y hegemónico mecanismo de apropiación del trabajo ajeno.

Ellos se han pasado del mundo de los libres, de los pobres libres, al mundo de los opresores al que han entregado su libertad, dejando de representar legítimamente a su electorado, que demanda al Estado su ayuda para salir de la angustia de las carencias cotidianas que tan injustamente ha producido esta crisis económica de la que todavía no se ha salido ni hay voluntad política de hacerlo.

Imagen: Galería a cielo abierto en Berlín.