La familia Lercaro Justiniani a través de sus pleitos y documentos.

Acaba de publicarse este nuevo libro desvelando datos sobre esta enigmática familia de origen genovés, fruto de la unión de los hombres de leyes Justiniani con los Lercaros, dedicados el negocio al por mayor de productos de alta gama, que va desde el damasco genovés, botonaduras, guantes y pelucas. Siendo pioneros en el comercio norteamericano. Asimismo se habla de la fundación de Tejina por medio de Juan Perdomo, de origen normando.

José-Luis Machado
ISBN-10: 1720525323
BISAC: History / Social History

Familias de origen genovés, se establecieron en Canarias a mediados del siglo XVI. Son primero los Justiniani para acabar fusionados con los Lercaro, en el entramado de relaciones comerciales mayoristas de importación de tejidos de damasco, ropas, botonaduras, pelucas y accesorios, incluso mármoles y losetas para pavimentos, desde Génova; para también exportar azúcar, vinos, malvasías y aguardientes al continente, Inglaterra, Estados Unidos y América Hispana. Sostuvieron dilatados pleitos entre sí y por constituir una hacienda importante en Tejina, al amparo de sus relaciones familiares con los descendientes de Juan Perdomo el Mayor, fundador de dicha localidad. Entrelazaron con los Ponte, también genoveses, y mantuvieron una estrecha relación con la República de Génova en la búsqueda del reconocimiento social. La documentación que sale a la luz ha permanecido inédita hasta el momento.

PABLO IGLESIAS Y EL MURO.

2012-08-16-06-44-01

Para Carlos Marx la apropiación del trabajo ajeno por medio del salario es lo que llamamos explotación, pero en la dinámica actual de la Unión Europea esta dinámica capitalista que en aquel tiempo ostentaba su liderazgo la gran industria, hoy es asumida por las entidades financieras, de las que Alemania se ha constituido en gran patrón al controlar al Banco Central Europeo. Tal es así que un marco alemán pasó por esta fórmula de equivalencia a valer un euro.

De esta manera, el sistema financiero aglutina como gran centro de toma de decisiones a todas las demás, incluso las políticas, como no dejamos de ver en las Bolsas y en los Parlamentos.

Todo este movimiento se ha visto alterado con la aparición de nuevos sistemas de producción, que sin duda quiere controlar la gran banca, para apropiarse de sus beneficios, es decir, del trabajo ajeno, y viene configurado por la informática y la robótica, su brazo mecánico, sustentado en los llamados bienes inmateriales intangibles como nuevas formas de propiedad. Pero además están las deudas generadas por el consumo, que se han convertido en un virus que atrapan no solo a las familias sino a la inteligencia, porque constituyen un eficaz mecanismo de apropiación de voluntades por las personas quedan esclavas de sus acreedores.

Todos vemos cómo nos ofrecen continuamente dinero, sin darnos cuenta que, solo seremos libres en la medida que no debamos a nadie.

En esa trampa han caído Pablo Iglesias e Irene Montero, porque con la firma de esta hipoteca para comprar un chalet esta despiadada Banca los tienen atrapados en su tela de araña, préstamo que el acreedor puede ejecutar, vender, permutar y modificar a su antojo, porque la Ley se lo permite a través de mecanismos de normas privilegiadas, contra las que en consumidor no tiene otra alternativa que pleitear largo y costosamente. Lo que constituye un nuevo y hegemónico mecanismo de apropiación del trabajo ajeno.

Ellos se han pasado del mundo de los libres, de los pobres libres, al mundo de los opresores al que han entregado su libertad, dejando de representar legítimamente a su electorado, que demanda al Estado su ayuda para salir de la angustia de las carencias cotidianas que tan injustamente ha producido esta crisis económica de la que todavía no se ha salido ni hay voluntad política de hacerlo.

Imagen: Galería a cielo abierto en Berlín.

Salinger o sobre un libro de guerra.

“Si un cuerpo encuentra a otro cuerpo cuando van entre el centeno, muchas veces me imagino que hay un montón de niños jugando en un campo de centeno. Miles de niños, y están solos, quiero decir que no hay nadie mayor vigilandolos. Sólo yo. Estoy al borde del precipicio y mi trabajo consiste en evitar que los niños caigan en él. En cuanto empiezan a correr sin mirar adónde van, yo salgo de donde esté y los cojo. Eso es lo que me gustaría hacer todo el tiempo. Yo sería el guardián entre el centeno”
J. D. Salinger o mejor dicho: Jerome David Salinger, nació en Nueva York el 1 de enero de 1919 en Cornish. Es conocido por El Guardián en el Centeno, publicado en 1951, donde suelta frases como ésta: “No sé por qué hay que dejar de querer a una persona sólo porque se ha muerto. Sobre todo si era cien veces mejor que los que siguen viviendo”.
Perteneció a una familia acomodada que vivía en la 5ª Avenida frente al Central Park y se educó en buenos colegios, además salió con Oona O´Neill, juvenil musa del Nueva York de su tiempo, llamada por Truman Capote “el cisne”, hija de Eugene O´Neill, premio Nobel y Pulitzer, que después sería esposa en 1943 de Chaplin, lo que consideró Salinger una traición, ya que sucedió mientras él luchaba en el frente, y se enteró al dejar de recibir sus cartas y leer la noticia en los periódicos. Participó en el desembarco de Normandía en el Día D. Y sufrió una de las mayores carnicerías cuando su unidad fue diezmada, por el empecinamiento de avanzar por un bosque donde la artillería alemana provocaba verdaderos estragos de muerte y destrucción. Luego, liberó un campo de concentración. Con todo volvió a América con síndrome de guerra que lo hizo aislarse del mundo, viviendo un una colina donde se fabricó un búnker separado de la casa familiar. El guardián el el Centeno, que lo llevó en la mochila durante la contienda, es sin duda por ello un libro de guerra, que fue escribiendo en las guardias para sobrevivir al horror, pero también la fama que súbitamente produjo lo aisló de las masas, aunque siguiera conservando amistar con sus tres compañeros de guerra. Casó dos veces y tuvo dos hijos. Viajó mucho y siempre de incógnito.
Lo atrapó la religión vedanta: por la que “la realidad está condicionada, como un espejo torcido, por el tiempo, espacio y causalidad. Nuestra visión de la realidad se ve aún más distorsionada por la identificación equivocada: tendemos a identificarnos más con el cuerpo, la mente, y el ego, que con el el divino ser que mora en nuestros interior”. Así que esta religión más que ayudarlo los separó y aisló de la creación literaria. Murió el 27 de enero de 2010. Él escribió: “Los libros que de verdad me gustan son esos que cuando acabas de leerlos piensas que ojalá el autor fuera muy amigo tuyo para poder llamarle por teléfono cuando quisieras”.

Fotos: Salinger y su hermana Doris. Oona O¨Neill.​

Auge y ocaso de Nava y Grimón.

Destacado

El próximo martes, 6 de febrero 2018 a las 19,00 horas, se celebrará en La Real Sociedad Económica de Amigos del País de Tenerife, la presentación del libro de José Luis Machado:
AUGE Y OCASO DE LA CASA DE NAVA Y GRIMÓN EN SUS FUENTES DOCUMENTALES.

IMG-20180202-WA0001 (1)

Anagrama de la Económica                                                 Anagrama de Estudios Genealógicos y Heráldicos

Real Sociedad Económica de Amigos del País de Tenerife @reeapt

Sociedad de Estudios Genealógicos y Heráldicos de Canarias.