Feliz Año Nuevo 2016

paisajes-transilvania-rumania-4-600x402

En una tarde apacible, en que se aproxima la noche, nada presagia que algo va a pasar como es el término de un año y, lo que es más sorprendente, la entrada del nuevo 2016. Siempre, en estas ocasiones surge la pregunta que queda en el aire, cuya respuesta va a ser contestada más adelante, en el transcurrir de un tiempo, que con la velocidad imparable de lo cotidiano nos va a envolver en sus vericuetos y atajos, en sus largas cuestas y pendientes sin fin.

Mi mensaje es de armonía, de encontrar simplemente una reflexión para saber que somos importante a los demás, que alguien cuenta con nosotros para un proyecto, aunque esté detenido o parezca que se difumina entre las brumas de lo incierto, que el sol sale cada día de las siguientes estaciones también un poco más temprano para cada uno de nosotros y eso nos ha de tranquilizar, porque la esperanza y la confianza en uno mismo es lo que hace que surjan las oportunidades.

Y con esta sencilla reflexión les deseo un FELIZ AÑO 2016.

maria_trastevere.jpg

FELICES FIESTAS DE NAVIDAD

Etiopía 2

Cuando se acerca la Fiesta de Navidad se aprecia cierto aumento en la percepción de los sentimientos, estamos más receptivos y al tiempo nos comunicamos más. Son días también para comenzar a pensar y así al acercarse el Año Nuevo podremos prometernos que vamos a ser mejores, aunque la mayoría de las veces no dependa de nosotros, meros receptores de una sociedad dinámica y que necesita cambios aunque no a costa nuestra.

Todo esto es efímero, se impone lo cotidiano, y ahí tenemos una hermosa Luna llena, que para mucho de nosotros será la última que veremos un 24 de diciembre, pues no volverá hasta el 2034, y también los amaneceres de estos días espléndidos, que nos regala la naturaleza en un tiempo inigualable e infrecuente en Navidad.

Después de todo, solo se trata que dejemos de matar y hacer daño a otra vida. De consumir sustancias que alteren la conciencia. De no tomar lo que no nos ha sido dado. Y de dejar de tolerar la mentira.

La imagen que he querido encontrar es de la Navidad de Etiopía, ese gran País de un continente desgarrado. Deseando que para ellos también sea rica en dones y de esperanza y paz.