Cuando lo cotidiano es noticia

Cuando al comienzo de la noche vemos el pequeño barco abandonar el puerto, no pensamos que entra en el mundo para el que fue construido, más allá de la estampa y su estética. En este mundo de ficción en que vive tanta gente, difícil parece explicar que simplemente lleva al marino a la tenebrosa mar a ganarse la vida, y aunque sean conocedores de sus peligros y sus secretos quedaran siempre expuesto a hechos súbitos e inesperados, que es cuando se hablará de ellos. Hay en esto un hermetismo ancestral, del que va al agua sin pensar que se juega la vida y aun pensándolo se arriesga, y se ríe del que queda en tierra sin participar de la tensión del que entra en un mundo hostil. Son valores incuestionables los de la valentía y la fuerza tan necesaria para afrontar la faena, aunque en este mundo predomine lo accesorio y el entender que todo viene dado dentro de la futilidad con que toman la vida tantas personas. Es que los monstruos marinos de antaño se han trasladado a tierra y de verdad confunden.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s