Permanencia de los malos usos en Cataluña y el hartazgo del poder político.

Dante Gabriel Rossetti Lucrecia d´Alagno.jpg

Alfonso V de Aragón, llamado el Magnánimo, nació en Medina del Campo en 1396. Fue rey de Aragón, de Valencia, de Mallorca y de Sicilia y Cerdeña, conde de Barcelona como Alfons IV. Rey de Nápoles desde 1458, a donde trasladó la capital de los reinos. Había contraído matrimonio el 12 de junio de 1415 en la catedral de Valencia con su prima la infanta María, hija de Enrique III de Castilla y de Catalina de Lancáster.

Tuvo un fuerte enfrentamiento en Cataluña, cuando en las Cortes de 1419 se enfrentó a la liga de barones que presionaba al rey para que cambiara su política en el nombramiento de miembros de la nobleza castellana en los cargos de su gobierno, lo cual hizo el monarca reorganizando la Casa Real, pero sin conseguir que la nobleza catalana, unida a los consejos de las villas y ciudades modificaran su posición reivindicativa.

El rey quedó tan harto de las incesantes pretensiones, que optó por irse, trasladando la corte a Nápoles, donde fijó la capital del reino. Hizo de Nápoles una capital mediterránea de primer orden, edificando edificios suntuosos, y famosa fue su biblioteca. Su presencia y acción de gobierno fue de las más reconocidas en su tiempo, y contribuyó a hacer de Nápoles un enclave importante para las bellas artes y las letras, al convertirse en una corte humanista de primera magnitud. Sus ausencias de Barcelona, la han considerado algunos autores la causa de las crisis económica e institucionales de Cataluña durante la primera mitad del siglo XV, como estudia el profesor N. Salvador Miguel y otros autores. Fue allí donde en 1448 dicta una real provisión por la que permitía a los payeses organizarse en un sindicato para aunar esfuerzos, con la finalidad de acabar con los malos usos que afectan a los payeses de remensa –pagès de remença– y que se pueden concretar en los siguientes:

La arsia o arçia: por la que el campesino es responsable de su terrazgo, de manera que si se produce un incendio o menoscabo debía compensar al señor feudal restituyendo el valor del daño ocasionado.

La intestia: por el que, si un payés moría sin otorgar testamento, el señor tenía derecho a quedarse con parte de su patrimonio.

La exorchia, similar a la mañería, en que si el pagès moría sin descendencia, el señor podía apropiarse de cuatro de la quinta parte de los bienes del payés.

La cugucia, por la que cuando la mujer del remença era acusada de adulterio, si el pagès de remença no lo sabía, el señor feudal se repartía con él los bienes de su mujer; pero si el marido la hubiera incitado a ello, se aplicaba la cugucia que conducía al embargo por el señor de toda la dote de la mujer adúltera.

La remença, que consistía en el pago que tenía que hacer un siervo para recuperar la libertad de movimiento, y poder salir del fundo enfitéutico que lo ataba a su señor, y del cual vivía él y su familia.

La necesidad de la firma de la spolii, por la que el pago de la boda de la doncella necesitaba el permiso del señor. Pues el remença necesitaba el permiso para casar a sus hijas, debiendo pagar un tributo en una ceremonia, descrita en la sentencia arbitral de Guadalupe de 1486 por la que: en la noche de bodas, la doncella será echada en la cama y el señor pasará por encima de aquella. Figura típica del feudalismo más cerrado. Nada que ver con los actos y abusos criminales o malfetrías.

Todo ello dio lugar a la rebelión de los payeses de remença contra sus señores, que sucedió entre 1440, y que, a pesar de que Juan II de Aragón dictó la sentencia interlocutoria en 1455, se prolonga hasta 1486, año en el que el rey Fernando el Católico de Aragón derogó los malos usos a través de la conocida sentencia arbitral de Guadalupe.

(Imagen: Dante Gabriel Rossetti: Lucrecia d´Alagno, amante del rey Alfonso V).

 

Un pensamiento en “Permanencia de los malos usos en Cataluña y el hartazgo del poder político.

  1. Pingback: Permanencia de los malos usos en Cataluña y el hartazgo del poder político. | Joseluismachado Blog

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s