La agitación y la deslealtad como estrategia.

Despedida de Primo de Rivera (2)

Hemos visto en la manifestación del sábado en Barcelona, convocada como homenaje a las víctimas del terrible atentado, cómo radicales anti-sistema quisieron convertirla en plataforma contra el orden vigente. Sin duda forma parte de un plan preconcebido, con financiación interesada en desestabilizar Cataluña y España, de enfrentar a los españoles una vez más, para que unos cuantos, los de siempre, se sigan llenando los bolsillos: “oye tú, que también soy nacionalista” -le dice, y el tonto se lo cree. Unos son sucesores de los que despidieron al general Primo de Rivera de la estación de Sanz cuando lo convencieron que diera el golpe de Estado desde su privilegiada posición de capitán general de Cataluña. Los otros siguen haciendo el trabajo sucio, perdiendo la voz a grito pelado y llevando pesadas banderolas que tienen que devolver, mientras sus señoritos los contemplan desde sus frescas mansiones de la Costa Brava.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s