La autonomía de la mujer en el mundo celta

arboles-espanoles

Las sagas célticas hablan de mujeres guerreras, así nombran a Bodicca, que además de reina fue druida, mencionada por Tácito cuando dice en sus Anales “que no es la primera vez que los britanos fueron conducidos a la batalla por una mujer”. Su contemporánea Cartimandua (el pony elegante), gobernó con fuerte personalidad a los brigantes desde el 43 d.C. Se cuenta que estaba casada con Vejutios, que intentó quitarle la corona, pero descubierto en su complot lo repudió y se casó con su auriga Vellocatos. La caudilla gala Onomaris, llevó a los celtas a Hispania a través de los Pirineos. Cuenta Plutarco la historia de Chiomara, caudillo de los celtas gálatas, que fue capturada por los romanos y un centurión la violó, pero al darse cuenta que era mujer de alto rango pidió un rescate, que su marido Ortagion accedió a pagar. Se acordó el intercambio en la ribera de un río, lugar mágico en la cultura celta, de manera que cuando el centurión estaba recogiendo el oro, Chiomara lo decapitó y atravesó el río llevando su cabeza a la manera celta, mientras gritaba a los suyos: “mujer buena cosa es, algo mejor solo es un hombre que haya sobrevivido tras copular conmigo”. Veleda era respetada por los celtas del Rin, de tal forma que no permitían que se le acercara nadie que ella no eligiera y, desde su torre levantada en el centro de un bosque sagrado, hacía oráculos que se cumplían sobre lo que sucedería incluso al año siguiente, según cuenta Tácito en su Germania, cuando dice: “Hay, en mi opinión, algo sagrado en el sexo femenino, y es el poder de prever los acontecimientos futuros. Sus consejos era por los celtas siempre escuchados y considerados oraculares”. Lo que llamaban el “imbas forasnai” o la luz de la previsión, aunque ello supusiera anunciar una derrota, como anticipa Fidelma, al ejército de Medb contra las tropas de Mac Nessa del Ulster. Por qué no citar a Brígida, que fue una “ban-drui” antes de hacerse cristiana, pues su padre que era druida la inició en dicha tradición. Estableció el primer cenobio cristiano alrededor de los grandes robles en Kildare, llamada la iglesia del roble y su biógrafo Cogitoso, la relaciona con Brigit, la diosa de la fertilidad celta, haciendo coincidir el día de santa Brígida con el festival de Imboloc, también llamado Oímelg o parto, que se consagra a la diosa Brigit, que era su protectora, entre el 31 de enero y el 19 de febrero, tal día como hoy.

(Fuente: Peter Berresford Ellis: Druidas. Castaño centenario)

Un pensamiento en “La autonomía de la mujer en el mundo celta

  1. Pingback: La autonomía de la mujer en el mundo celta | Joseluismachado Blog

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s