En el aniversario de la muerte de Edgar Poe

En el amanecer del 3 de octubre de 1849 Baltimore surgió de la oscuridad cubierta de una densa neblina que apenas dejó ver el cuerpo de un viandante tirado en una acera, fuera de la oficina electoral de Ryan, en el Fourth Ward Club. La mañana se presentía agitada en el estado de Maryland pues las cercanas elecciones de los contendientes locales al Congreso hacía que los agentes locales de los partidos se dedicaran a abordar a los viandantes solitarios tanto en el puerto como en la estación para terminar llevándolos a las oficinas electorales donde eran inscritos en las listas que les permitiría emitir un voto al que no tenían derecho. La situación geográfica de la ciudad la hacía atractiva a jugadores, prostitutas y todo tipo de estafadores profesionales que caían sobre las personas con aspectos vulnerables, y tras invitarlas a un trago de whisky potenciado con narcóticos debilitaban su pensamiento que quedaba a expensas de cualquiera de los partidos, conservador o republicano, pues la práctica del enjaulamiento o cooping era habitual en esa época de la naciente República.
Fue el elegante bastón de estoque el que hizo detener al transeúnte Joseph Walker, que se agachó para ver si aún vivía el moribundo con aspecto de mendigo pues le habían robado hasta la ropa y, su rostro le pareció familiar. Él avisó al Doctor Walker. Edgar Poe tenía cuarenta años y viajaba en tren de Richmond, en Virginia, a Filadelfia para cobrar un dinero con el que pensaba casarse, a su vuelta, ya que en Richmond lo esperaba su primer amor, Elmira, con todo preparado para una ceremonia que jamás se celebró. Poe ya era conocido como escritor, periodista y crítico y su abuelo el general David Poe fue un héroe de la Independencia de los Estados Unidos.
Comienza la leyenda de la que habla George Walter, pues su semblante se rompe como espejo hecho añicos para resurgir de la calidad indiscutible de su escritura:

Y el incierto y triste crujir de la seda
de cada cortinaje de púrpura
me estremecía, me llenaba
de fantásticos temores nunca sentidos…

Un pensamiento en “En el aniversario de la muerte de Edgar Poe

  1. Pingback: En el aniversario de la muerte de Edgar Poe | Joseluismachado Blog

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s