ENTRE LA OSCURIDAD Y LA LUZ, FRONTERAS DEL SER HUMANO.

309c7235936d56618dd06d359f1ef95a

¿Qué atractivo impulsa a la oscuridad de lo desconocido, al peligro de los abismos? Parecería que es el límite posible el que determina dónde comienza la incertidumbre, como si al situarse al filo de lo posible pudieran decir: de aquí en adelante el terreno que piso es seguro. Sin tener en cuenta que a la espalda está el horror de la sima. Quizás sea que en los precipicios y de la contemplación de sus profundidades se pueda extraer la enseñanza del paso adelante que marca el futuro. Que libera al indeciso de la incertidumbre.

Todos deseamos encontrar un cofre en cuyo interior se encontrase la verdad, asir la tapa y al levantarla surgiera una explicación que diera sentido a la existencia y nos liberase de la carga del pensamiento, con su incesante latido, por el que los clásicos conjeturaron que la inteligencia radicaba en el corazón. Quizás sea la búsqueda de una explicación la razón que determina la existencia, ese ir siempre adelante sobre una alfombra de incertidumbres, que se despliega lo suficiente para pisar un día más el mundo, pero que oculta en su interior el porvenir que nos reserva el mañana. Pasaron los tiempos de la pitonisa de Delfos, el oráculo buscado como un nudo a deshacer. Poco margen tenemos cuando surge la luz, pero sí el suficiente para disfrutar de su resplandor, su calor y su reflejo sobre la hierba.

(Tiziano: alegoría del tiempo).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s