Cataluña optó históricamente por no ser un Estado soberano

petronila-y-ramon
Desde un punto de vista histórico, la crisis catalana no es una crisis de Cataluña sino de la burguesía de Barcelona con las instituciones del Estado. Me explico. Cuando el conde Ramón Berenguer III se casó con Dulce de Provenza en Arlés y se convirtió en conde de Provenza y el condado de Gévaudan, así como el Vizcondado de Millau, con lo cual abandonó Barcelona porque sus intereses provenzales eran más atractivos como vasallo del Sacro Romano Imperio y también del rey de Francia, allá donde la órbita de influencia de cada territorio correspondía. Luego, su hijo Ramón Berenguer IV casa con Petronila, de un año de edad, hija de Ramiro II el Monje. Esto indignó todavía más a Barcelona y a los señores catalanes por lo siguiente: “Ramiro depositó en su yerno el reino pero no la dignidad real, firmando este en adelante como Conde de Barcelona y Príncipe de Aragón. Luego, Ramiro renunció al gobierno (aunque no a su título de rey, pues seguía siendo el Señor Mayor de la Casa de Aragón en tanto que su nieto Alfonso no cumpliera la mayoría de edad) y volvió al convento. De esta manera, Ramiro cumplió la misión de salvar la monarquía y así también se uniría el Reino de Aragón con el Condado de Barcelona”.
Los acuerdos matrimoniales por los que se rigió el enlace se establecieron según el derecho aragonés y, según la mayoría de los historiadores, se establecieron bajo la forma de Matrimonio en Casa. Esto supone que, al no haber heredero varón, el esposo cumple la función de gobierno, pero no la de cabeza de la casa, que solo se otorgará al heredero varón. A partir de este contrato, quien tiene la última potestad no es el esposo, sino el Señor Mayor de la Casa de Aragón, hasta que el heredero legítimo adquiera la potestad (y en el caso del reino de Aragón, el reino, título de rey y cabeza de la Casa de Aragón) y, por tanto, asumía el linaje de la Casa de Aragón él y sus herederos in saecula saeculorum, por lo que, desde ese mismo momento, según un sector de la historiografía, se extingue el linaje de la Casa de Barcelona, tras el Casamiento en Casa, en que se subsume en la Casa de Aragón en 1137, o bien se considera que perdura hasta la muerte sin descendencia masculina de Martín el Humano en 1410, según otros historiadores. Por todo ello, se trata de un caso de Estado fallido como le sucedió a Borgoña.
En cuanto a la señera, es un símbolo representativo de Aragón y de su Rey, pues fue el escudo de cuero con relieve de barras verticales, posteriormente policromado, alternando el rojo y el amarillo, hasta que posteriormente se adoptaron por los monarcas de Aragón las cuatro barras rojas sobre fondo amarillo, que significaba la vinculación a Roma. El conde de Barcelona Ramón Berenguer IV no utilizó el emblema de las barras de Aragón hasta 1156, pues aunque gobernaba en todo Aragón con la autorización de su suegro Ramiro II y de sus nobles, no se consideraba Príncipe de Aragón hasta que el matrimonio no fue consumado y tuvieron descendencia.

Un pensamiento en “Cataluña optó históricamente por no ser un Estado soberano

  1. Pingback: Cataluña optó históricamente por no ser un Estado soberano | Joseluismachadocarilla Blog

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s