EXCLUSIÓN. EL PRINCIPIO DEL FIN

Yo también leí anoche la situación de Amando de Miguel contada por él mismo en el diario el MUNDO. En realidad intuyo que se trata más de un tema relacionado con la conducta, bien  sociológico y también antropológico, es decir, ¿por qué dejamos de interesar a los demás? ¿Cuándo y por qué causas se produce una desconexión que une a una persona hasta entonces valiosa con su entorno? ¿Por qué el individuo es excluido cuando presenta vulnerabilidad?

Aquí tenemos que ir al comportamiento del primate superior llamado “homo sapiens”, a la exclusión del que ya no es útil o no se le puede sacar partido. En este sentido la magnífica biografía del jefe de policía de la convención y después napoleónico Fouchet, que fue defenestrado y cuando consiguió de nuevo el puesto, con la lección aprendida, no lo pudieron mover más de su puesto, y lo tuvo que mantener Luis XVIII ¿Qué técnicas utilizó?

He visto a un prestigioso cirujano traumatólogo presentar a un compañero italiano recién llegado a la dirección de un importante hospital, a los seis meses el recién llegado le había quitado el puesto. Era más barato y más ágil, también menos conflictivo en el trato. El cirujano mayor acabó en un descampado asesinado. Lo tenía todo, llegó a invertir cinco inmuebles de una torre el mismo año, el coche lo cambiaba cada tres en un renting. ¿Por qué dejó de interesar, fue solo la ingenuidad de presentar a otro o hay algo más?

Si Amando hubiera manifestado en la cúspide de su fama la humildad que presentó ayer, quizás no tendría el presente tan desolador, de un hombre que no encuentra a quién lo ayude. Fue de izquierdas en los años setenta, en los últimos programas con Jiménez Losanto de derechas. Apasionado en ambas posiciones. Cuando uno tiene más libros de los que asimila ello no sirve para nada, es simple vanidad o necesidad de gastar, como ansiolítico.

Le agradezco a Amando de Miguel que haya dado la cara, que manifieste su situación, como la de tantos buenos profesionales que conozco. Magníficos profesionales cuyos despachos quedan vacíos de un año a otro, ¿Qué ha pasado, una secretaria inadecuada? O el éxito que se sube a la cabeza y comienzan los signos externos, cuando los clientes ven que se encuentran con el oponente, o que se va de la lengua… esclavos de nuestras palabras…

He visto contestar a la petición de medidas cautelares de levantamientos de embargo de pensión por la Abogacía del Estado en que manifiesta que la petición no se ha de tener en cuanta porque con una pensión de 800 € es imposible que viva la familia… que se ha trabado… y por lo tanto ha de haber bienes ocultos.

Por cierto, el Corte Inglés oferta viajes a mayores de 60 años a plazos, pero sin decir que la tarjeta es del Banco de Santander. ¿Y qué pasa cuando no pueden pagar los plazos, se van sobre la pensión, el 10% que exceda desde el salario mínimo de 640 € hasta el doble y así sucesivamente en progresión? ¿Volvemos a las andadas de la inversión improductiva?

images35YH5WBI

Vivimos en un estado de sobresalto, donde ha desaparecido la figura del insolvente, que daba razón del que no tenía capacidad financiera para atender a la devolución de un préstamo, pero se le respetaba su situación de parado o pensionista, se pasaba página y quedaba en paz, sabiendo que respondía con todos sus bienes presente y futuros.

Se está vulnerando la distancia de lo íntimo, aquella a partir de la cual reaccionamos sorpresivamente… Nos parece bien que a las personas famosas se les robe la intimidad de sus móviles. Confundimos lo gracioso con lo patético. Y cada vez hay más capacidad de agresión y menos de encaje de respuesta, como los sollozos y pucheritos de Oriol Llunquera y por qué no mencionar los de Gallardón.

Es hora de reflexionar y de ilusionarnos buscando soluciones entre los resquicios de un sistema corrupto y caduco que no respeta el orden natural de las cosas. Saber desprendernos de lo accesorio y buscar la felicidad desde el respeto a uno mismo y la exigencia a los demás.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s