Auge y ocaso de Nava y Grimón.

Destacado

El próximo martes, 6 de febrero 2018 a las 19,00 horas, se celebrará en La Real Sociedad Económica de Amigos del País de Tenerife, la presentación del libro de José Luis Machado:
AUGE Y OCASO DE LA CASA DE NAVA Y GRIMÓN EN SUS FUENTES DOCUMENTALES.

IMG-20180202-WA0001 (1)

Anagrama de la Económica                                                 Anagrama de Estudios Genealógicos y Heráldicos

Real Sociedad Económica de Amigos del País de Tenerife @reeapt

Sociedad de Estudios Genealógicos y Heráldicos de Canarias.

 

Derecho a un lenguaje claro y tajante en la política, reflexión sobre su uso en Estados Unidos y en España.

Destacado

Senadores romanos juzgando a Julio César de von Piloty

Alexis de Tockeville dice en La democracia en América: «a menudo he observado que los americanos, que en general tratan todos los asuntos con un lenguaje claro y tajante, desprovisto de todo adorno, y cuya extrema sencillez resulta a menudo vulgar, suelen caer en la ampulosidad en cuanto abordan el estilo poético, mostrándose pomposos de la primera palabra a la última».

Esta afirmación escrita en 1831 es de rabiosa actualidad si se aplica a los líderes políticos españoles salvo raras excepciones, pero en sentido contrario, pues manifiestan cuando hablan de temas trascendentes a la ciudadanía una ampulosidad fuera de toda sencillez, empleando un lenguaje nada claro ni tajante, utilizando medias verdades y siempre dispuestos a dialogar pero sin hacerlo.

En realidad vivimos en una sociedad que se ha acostumbrado a las ocurrencias con mayor impacto mediático, y cuanto más originales mejor, y eso nada tiene que ver con lo que esperan los gobernados de sus representantes, que son soluciones claras y tajantes, encaminadas al bien común y sin tener que recurrir al imperio de la ley, pues en la política de un régimen democrático está separado el poder judicial y también el Gobierno del legislativo.

Sigue diciendo Tocqueville que «en las sociedades democráticas, cada ciudadano está habitualmente ocupado en un pequeño objeto, que es él mismo. Tan pronto como eleva la mirada, no percibe ya más que la inmensa imagen de la sociedad, o la figura, aún más grande, del género humano. No tiene sino ideas, o muy particulares y claras, o muy generales y borrosas; el espacio intermedio está vacío».

En la era de la comunicación y las redes sociales, va siendo hora que los políticos se juzguen por parámetros de eficacia, dentro de un régimen democrático de responsabilidad de su gestión, para acabar con estas incertidumbres que llenan a la inmensa mayoría de la población de desasosiego, e ilusionar a la sociedad que gobiernan con algún resultado prodigioso de alta política y aunque les parezca que pierden en realidad ganamos todos, y por un instante podamos pensar que nos alegran la vida.

Fdo. José Luis Machado.

Pintura de Carl Theodor von Piloty titulada “Juicio a Julio César” (1865). Senadores romanos interpelando a Julio César.

COLOMBIA: EL ORO DEL BOGOTÁ, EL DORADO, LAS AMAZONAS, PRESENCIA DE ISRAEL.

Destacado

lucha de las amazonas
Lucha de las amazonas.

En la entrada y exploración del río Magdalena por Jiménez de Quesada, un personaje elegante y enigmático que era tan guerrero como escritor, y en palabras del capitán Lázaro Fonte, tildado de converso, una vez que el río le impedía seguir y descubrió el intercambio de sal de una cultura más refinada que portaba sal mineral en forma de pastel, así como telas de vivos colores desde una región desconocida hasta la margen del río para intercambiarla con los indios de las riberas, se aventuró a continuar en busca de esa cultura desconocida.
En eso moría don Pedro Fernández de Lugo en Santa Marta, y concretamente el 30 de mayo de 1537, abandonado por su hijo y heredero don Alonso Luis que huyó a España llevándose el oro descubierto en Marobare. Razón por la que la Real Audiencia de Santo Domingo nombró al licenciado Lebrón, que escribió desde Santa Marta diciendo lo despoblada que se había quedado el asentamiento por la expedición al río grande de la Magdalena, y según comunicó a Santo Domingo el 5 de junio de 1537 «no se sabía nada de su suerte, cuando habían transcurrido más de dos años de su partida».
Desde su campamento de la Tora, Gonzalo Jiménez de Quesada mandó una avanzadilla que subieron la escarpadas sierras de Opón, dirigida por los capitanes Lebrija y Céspedes que llegaron al altiplano, lo que trasladaron a Jiménez de Quesada que el 28 de diciembre de 1536 subió con la mitad de su tropa.
A finales de 1542 apareció don Alonso Luis Fernández de Lugo en Santa Marta, porque Carlos I le había otorgado en Bruselas el 16 de septiembre de 1542 la gobernación del Nuevo Reino de Granada. Con él venía Juan Pérez de Cabrera. Este lo acompañaba para intentar cobrar la mitad de la nao comprada a Francisco Galdámez. Así se había juramentado el mismo Cabrera con su primo Julián de Lezcano y Pedro de Toledo, Rodrigo de Anaya, Rodrigo de Carranza y Cristóbal de Ávila, puesto que Cabrera se concertó con ciento cincuenta soldados para comprar el flete del navío que los debía llevar, pagando cada uno 15 ducados, y la promesa de 150 ducados a pagar en destino. Fernández de Lugo por el contrario decía que el navío lo había comprado él solo, encargando a Jácome Boti la compra a Galdámez en 250 ducados (según consta en Noticias historiales, segunda parte, II 6, de la edición de Bogotá, citada por Juan Gil en Mitos y Utopías del descubrimiento. El Dorado). Es decir, que llegaron peleados.
Jiménez de Quesada se internó en el valle de los Alcázares hasta llegar el 21 de abril de 1537 a presencia del cacique Bogotá. Y exploró en todas direcciones, así en el Sur hasta el valle del Neiva; al noreste Tunja, Chocontá, Turmequé y Sogomoso.
En la jornada de los hombres de Santa Marta al altiplano, un cacique le cuenta a Quesada que «el gran cacique Tunja tenía tres casas llenas de oro»; y los capitanes Lebrija y San Martín confirman «dicen los naturales de la tierra que tiene una casa de oro».
También lo que cuentan de las amazonas: «estando en el campamento real de este valle de Bogotá, tuvimos nueva de una nación de mujeres que viven por sí, sin vivir indios entre ellas, por lo que las llamamos amazonas, y que de ciertos esclavos que compran se empreñan; y si paren hombres los envían a sus padres, y si son mujeres las crían. Visto por el teniente Quesada tal novedad en tal tierra como esa, envió a su hermano con alguna gente de a pie y de caballo, a ver si era así lo que los indios decían. No pudo llegar a ellas por las muchas sierras de montañas que había en el camino, aunque llegó a tres o cuatro jornadas de ellas, se traen el mismo oro que hay en esta tierra y en la de Tunja».
En 1539 declaró públicamente Lázaro Fonte y el doctor Beltrán y el licenciado Velázquez en 1540 que sabían muy bien que Gonzalo Jiménez de Quesada descendía de conversos judíos reconciliados. Esto además lo sostenían basándose en topónimos puestos por él, como la Tora (o enclave de los cuatro brazos del río Magdalena de donde comenzó su escalada al altiplano). También el cronista Freire cita que alrededor de Bogotá fundó doce ranchos, en recuerdo de las doce tribus de Israel.
Fue precisamente en ese año de 1539 cuando se comienza a hablar del Dorado, y surge la leyenda que se pone en boca de Sebastián de Belalcázar, que habla del cacique de una región que se introducía todos los días en un lago y al salir desnudo lo ungían con una especie de resina sobre la que espolvoreaban polvo de oro, que era su único vestido, y que su resplandor era portentoso. Según cita Fernández de Oviedo. Como asimismo los hombres de Pizarro hablaban de la canela o isfingo que los indios tenían en unos hilos ensartados como panecillos de azúcar, y es descrita por Monarde y por Cieza de León.
Dejando para una próxima ocasión el tesoro con el que se hizo Gonzalo Jiménez de Quesada en Colombia y cuál fue su destino.

El cuco o la conveniencia de hacerse el tonto.

el-nido-del-cuco-L-1

El Estado Democrático se caracteriza por el absoluto respeto a la separación de poderes, del legislativo, ejecutivo y judicial entre sí, representado en su cúspide por la jefatura del Estado.
Así, cuando el presidente del gobierno llega a un acuerdo con Pablo Iglesias y lo firma en el palacio de la Moncloa se equivoca, porque es un acto del presidente del Gobierno con un partido político y en todo caso debería de haberlo firmado en la Cortes, como secretario general del PSOE con el secretario general de Podemos, y nunca en la sede del poder ejecutivo.
Cuando el presidente del Gobierno de España y su esposa se colocan a continuación de los Reyes, –anfitriones en el Palacio de Oriente que reciben a los representantes de los poderes del Estado, sus invitados– pensando el jefe del Gobierno de España que las instituciones democráticas lo van a saludar y agradecer la invitación, sobran las excusas, pues sin duda usurpa las funciones de la Jefatura del Estado.

Por todo ello, desde un criterio de racionalidad, es posible que Pedro Sánchez, según se manifiesta, careciera de los conocimientos suficientes en economía y ciencias políticas para ocupar la jefatura del Gobierno. Y en este sentido y afirmando esta tesis, su oposición a acudir al Parlamento, donde radica la soberanía, a dar explicaciones sobre su tesis doctoral.
Los españoles expresan en las urnas sus sentimientos, opciones y deseos de forma libre y sin coacciones por medio del voto, y sin este requisito nadie está investido de la autoridad democrática para ejercer el gobierno, porque todo lo demás es transitoriedad para convocar elecciones, pero no para hacer como si las hubiera ganado, imposturas en los tres casos reseñados a las instituciones democráticas.

Presentación coloquio en la RSEAPT de dos publicaciones de José Luis Machado.

Reproducción del acto celebrado el pasado viernes 28 de septiembre en la Real Sociedad Económica de Amigos del País de Tenerife, bajo el patrocinio de la Sociedad de Genealogía y Heráldica de Canarias, de la presentación coloquio de las obras Controversia testamentaria de don Alonso Chirino del Hoyo, marqués de la Fuente de Las Palmas y El marqués de la Fuente de las Palmas y el conde de Siete Fuentes, confluencia de un pleito histórico. Dirigido y coordinado por don Fernando Rossi.

 

Pleitos históricos elevados ante la Real Audiencia de Canarias, siglo XVI al XVIII.

Pleitos históricos elevados a la Real Audiencia de Canarias: En los siglos XVI al XVIII

Authored by José-Luis Machado.

Este libro de 520 páginas va dedicado a los ABOGADOS EN EJERCICIO DE ESPAÑA, porque la colección de pleitos ante la Real Audiencia de Canarias y otros tribunales, así como el proyecto para instaurar la figura del Abogado General, señala un camino de dignidad, cuando la profesión era respetada socialmente por el alto grado de responsabilidad e implicación en costosos y dilatados juicios, y no como sucede ahora, que asistimos al desmantelamiento paulatino de una dignísima profesión inmemorial.
Trata de los pleitos elevados a la Real Audiencia de Canarias por familias de tanto prestigio como del Castillo Olivares, Manrique, Lercaro, Matos, Coronado, Falcón, Soria, Westerling, Perdomo, y otras más. Así como el proyecto del Abogado General; y la testamentaría de don Juan González Bossa, que legó su casa, sede actual de la Real Sociedad Económica de Amigos del País de Tenerife para que los Jesuitas establecieran un colegio en La Laguna o en defensa de los montes y la mesta de la isla.

Se puede comprar directamente en Amazon.

El jardín alegórico y la belleza.

Detalle de la fuente de Versalles

Todo no está en la proporción Áurea y su efecto en las edificaciones clásicas, pues hay algo que escapa y es a la luz del Renacimiento, de quienes somos hijos. Es decir, de una reinterpretación de la Antigüedad Clásica a través de “Los Jardines del sueño de Polifilo”.

“El tiempo regresa” fue la divisa de Lorenzo el Magnífico. En Bomarzo, los números sagrados: uno, dos, tres, conducen a la contemplación de los grados de la luz, donde de la luz negra del espíritu avanza hacia la luz blanca para intentar comprender la luz no creada. Ello se representó en los jardines, a una avenida bordeadas de estatuas que simbolizan los números y conducen a una construcción triple: la boca infernal que induce el negro primordial; un astrolabio que marca el blanco cósmico y una fortaleza que es la Ciudad de Dios, en quien la luz tiene su fuente, siguiendo el evangelio de Juan: “en el principio era el verbo, en él estaba la vida y la vida era la luz”.

Ello, así configurado en el Bosque sagrado del duque de Bomarzo, Vicino Orsini. Ya había sido recogido por el emperador Adriano, en su descanso de Tívoli: “el descenso al reino de las sombras, se hace necesario para volver a las delicias del canopus y a la plena luz del día”.

Ese mundo lo llevó a Francia Francisco I y luego Luis XIV, y de Fontainebleau a Versalles, que rememora las alegorías de Francesco Colonna.

Luis XIV dio instrucciones precisas de cómo debía mostrarse Versalles: comenzando por las esfinges coronadas, a la entrada del parterre del Mediodía, esfinges cabalgadas por amores, para detener al visitante y hacerle reflexionar sobre el enigma de la vida que le mostró el cardenal Mazarino, que disponía de un ejemplar de los Jardines del Sueño,  a través de su sobrina, gran amor del Rey Sol. Ese paseo termina, para abreviar, ante el estanque de Neptuno.

Así, que allí y aquí, en forma de alegoría es como se ha de contemplar la monumentalidad clásica, porque forma parte de la sabiduría divina que los antiguos conectan con nosotros en la emoción por la belleza y la proporción, para que el espíritu amplíe sus horizontes y escape de esta cotidianidad sombría.

(Reflexión sobre los Jardines del Sueño de Kretzulesco-Quaranta).

Entre desfavorecidos e inmaduros. Por qué todo va como va.

time-out-of-mind-richard-gere

Emplea Pascal Bruckner una metáfora de Richard Matheson, en la tentación de la inocencia, donde cuenta que un joven mientras toma el sol apaciblemente, es sorprendido por una cortina de lluvia que vivifica su piel. A partir de ahí comienza de forma continua a perder consistencia, a menguar de forma inexplicable. Su joven esposa a la que supera en estatura es ahora mucho más alta que él. Así va transcurriendo en días sucesivos su hacerse nadie, por lo que después de ser atacado por su gato, del que escapa milagrosamente, acabó escondido en la buhardilla, vigilando no ser atacado por una inmensa araña.

Todo esto que parece fantasía, es lo que nos está sucediendo al quedar el mundo cada vez más pequeño, con los vuelos transoceánicos surcando continuamente el cielo y comunicándose con Australia o Filipinas y con carácter inmediato a través del móvil y ordenador hace las distancia de las regiones y continentes sean cada vez más insignificantes.

Lo más sorprendente de todo es que eso no nos hace más libres, sino que de forma súbita, y acuciados por el control desmedido que ejerce el Estado sobre nosotros, el individuo se ha visto en la necesidad de escapar del agobio de una culpa de la que en realidad no es responsable, sino el sistema que nos tiene a todos acongojados con exigencias económicas que van más allá de lo razonable. De manera que las parejas no quieren tener hijos, y los jóvenes no quieren tener padres. La mayoría quiere libertad sin cargas ni contrariedades, y la precariedad de los trabajos y sueldos hace que los políticos presionen más sobre los gobernados que para escapar han decidido proclamar su inocencia, por medio de cualquiera de la fórmula del infantilismo o considerarse víctimas injustamente tratadas. De ahí surge la inmadura perpetuo que no renuncia a nada. Y la víctima que reclama compensación y consuelo, aunque tenga de todo.

Por si fuera poco, la izquierda histórica enarbola la bandera de estos pseudo desfavorecidos, para pasar de antiguos explotados en nuevos explotadores, como se ve en el chalet de Pablo Iglesias y el control de la TV pública, importándole un comino los verdaderos desheredados, que a lo único que aspiran es a ser hombres o mujeres como los demás.